ROMANOS DE CINE: AGRIPA

Nombre: Marco Vipsanio Agripa

Alias: Paul Naschy

Ya se sabe que en España siempre vamos un paso por detrás de los demás y solo a nosotros se nos ocurre rodar un peplum cuando era ya un género cinematográfico totalmente pasado de moda. Paul Naschy, también conocido como Jacinto Molina, se quita el traje de hombre lobo para ponerse la toga de Agripa y contarnos la historia de las guerras cántabras en esta película dirigida, escrita y protagonizada por él (que no falte de ná).

Que nadie se espere que Los Cántabros (1980) es un Espartaco, se trata más bien de una amalgama de muchas cosas donde siempre planea el espíritu de Asterix y Obelix (ese germano gordo y comilón) y el famoso Corocotta, más que un líder  guerrillero cántabro, se asemeja más bien a un personaje de las pelis de espada y brujería tipo Conan.

El limitado presupuesto de la peli se hace notar en los resultados y no era desde luego con el que contó el auténtico Marco Agripa para someter a los indómitos cántabros. Las “grandes” batallas  no pasan de ser refriegas, las legiones romanas son más bien contubernios, y los uniformes parecen sacados de una procesión de Semana Santa. Por la película desfilan también secundarios muy conocidos como Luis Ciges y actores del viejo cine español como Alfredo Mayo que interpreta a un mago-druida, claro antecesor de Sauron de El  Señor de los Anillos.

Los Cántabros presenta a Marco Agripa como si fuera el oficial del ejército de ocupación nazi, implacable y malvado, además de con cierto furor incontenible en la entrepierna. De hecho la película narra la más que  improbable historia de amor entre Agripa y una salvaje princesa cántabra que se enamora perdidamente de él. Todo en la peli es de cartón piedra, incuyendo unos diálogos teatrales que nos dejan frases para el mármol del estilo de “Tu perfidia es todavía más grande que tu belleza”, etc…

Nos encontramos por tanto ante un claro ejemplo de ese tipo de cine que los americanos denominan psicotrónico y en España llamamos simplemente caspa. Aun así resulta simpática a ratos y merece nuestro aplauso por ilustrar uno de los grandes momentos de la milenaria historia de nuestro país.

Si alguien se atreve la tenéis a vuestra disposición en youtube.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s