X-FILES: La Mesa Redonda del Rey Arturo ¿Banquete funerario romano?

Cuando se nos habla de la Mesa Redonda nos imaginamos a Arturo y sus caballeros celebrando una comida pantagruélica y recordando glorias y combates pasados, pero…¿Podemos encontrar algún otro tipo de motivación oculta detrás de estos banquetes?

El culto a los muertos y antepasados está atestiguado desde antiguo y es sabido que ya se celebraban este tipo de ceremonias en la antigua Mesopotamia. Dichas costumbres pervivieron en otras culturas como la púnica –fenicia y llegaron hasta los romanos bajo el nombre de silecernium, muy probablemente como otras muchas de las suyas a través de los etruscos.

P1170484_edited
Necrópolis de Barcino (Barcelona)

Pueblo ceremonioso donde los haya, la muerte se convirtió también para los romanos en un ritual con determinadas normas y costumbres. Y así tras el entierro o incineración del cadáver se celebraba un banquete al día siguiente de la muerte, luego otro a los nueve días (novendalia) y posteriormente el día del cumpleaños del difunto, aparte de en fechas determinadas del calendario romano destinadas a honrar a los difuntos.  Eran banquetes que además servían para fortalecer lazos, no solo con la memoria de los seres queridos fallecidos, sino también entre los miembros de una misma comunidad. Se trataba de unas ceremonias en mucho caso privativas de las élites del poder, tal y como era el caso de Arturo y de sus ‘caballeros’ en el caso de que hubieran existido realmente.  El estricto cumplimiento de estos ritos estaba también condicionado por un terror sobrenatural de los romanos hacia los muertos que habían sido privados de estas ceremonias, ya que se creía que podían volver en forma de espíritus malignos para atormentar a los vivos, especialmente a amigos y familiares del difunto. Si el cuerpo no era inhumado o incinerado correctamente no podría descansar entre los manes y su alma estaría condenada a vagar por la tierra.

En el ejército esta tradición se seguía escrupulosamente y era la principal razón  por la que se honraba a los soldados que habían desaparecido en el campo de batalla y a los que por tanto se suponía habían debido tener una muerte violenta. Un ejemplo de esta costumbre puede verse en Rumania donde se erigió un cenotafio en honor de los legionarios caídos en combate durante las guerras dácicas en época de Trajano.

P1170156_edited
Estela funeraria de soldado romano. Siglo II. Museo Arqueológico de Barcelona

Frecuentemente las tumbas estaban dotadas de espacios donde se celebraban estos banquetes, por ejemplo en San Antón (Cartagena) se encontraron restos de un triclinio y tumbas cubiertas con un hemiciclo con mensa (una mesa) en lo que sería el centro de un círculo. En España la necrópolis de Carmona ofrece ejemplos de tumbas con triclinio e incluso cocinas para preparar diversas viandas. En otros casos, cuando la tumba era más modesta o por motivos prácticos,  los banquetes podían celebrarse también en casas de los familiares o amigos tal es el caso de Arturo y sus caballeros.  Resulta esclarecedor la pintura encontrada en una tumba en Constanza (Siglo IV), también en Rumania, donde se representa uno de estos banquetes funerarios en una sala triclinium con  varios personajes bebiendo y comiendo sentados alrededor de una mesa circular. Es casi imposible no establecer una comparación mental entre esta imagen y la que habitualmente representa a Arturo y sus caballeros sentados alrededor de la mítica mesa circular.

banquete constanza
Banquete funerario. Pintura siglo IV. Rumanía

A pesar de que varios concilios prohibieron esta ancestral costumbre romana, en provincias como Hispania este ágape siguió celebrándose hasta finales del siglo VI bajo el nombre de refrigerium. Cabe todavía elucubrar  en honor de quien se celebrarían estos banquetes artúricos, tal vez en fraternal recuerdo de los caballeros caídos en combate como Sir Kay o Bedevere, muertos durante la invasión de Francia;  o por Gawain, asesinado en la guerra contra Mordred. Desgraciadamente sus constantes campañas obligarían a Arturo a reunirse más de una vez con sus caballeros para honrar a los camaradas muertos en batalla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s